Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: digresión filosófica

digresión filosófica 29 Nov 2021 19:51 #67288

  • outsider
  • Avatar de outsider
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 39
  • Gracias recibidas 29
Pongamos el ejemplo, aquí, de la nueva criatura nacida, el Ser. Algo que había surgido ahí en la misma dinámica medieval o gótica del Escolasticismo. Algo de profundas raíces hacia otros idiomas -el griego, el latín, el hebreo, los idiomas iranios-, pero algo que aparece de novísima creación cuando se le hace proceder, la misma palabra y mismo concepto, de las viejas jergas latinas, del verbo "esse" y su derivado "ser", que a su vez proceden de otros más viejos términos-principios indoeuropeos de decimonónico recuerdo.

Pero es que ese término, esa nueva criatura nacida en la Escolástica, tiene en su mismo principio y funcionamiento, una serie importante de problemas. El más notorio es cómo se arreglará la convivencia de esa nueva criatura nacida con la idea de dios, es decir, que espacio pueden compartir o repartir, el ser y dios del todo espacio disponible en el pensamiento, cerebro y cabeza.

Recordemos las trifulcas ya mantenidas entre las preclaras y exóticas -aunque no por ello menos santas- ideas y propuestas de Plotino y su alumno Porfirio, la hipótesis de las Hipóstasis, la primera de ellas, lo Uno, con la nueva idea emergente del dios único de los cristianos, en cómo había quedado el asunto, el pensamiento desarrollado y derivado hacia el Tardoantiguo y el Neoplatonismo.

Recordemos las trifulcas populares, desde unos principios hasta unos finales, desde el Tardoantiguo hasta la Última Escolástica pasando por la intervención decisiva y diplomática de los autores ingleses, Scotus y Ockham, entre el pensamiento-filosofía-razón y la religión-teología-fe siempre puestas de esa manera, sobre quién servía a quién y en sentido fuerte, como diría Hegel.

Pues bien, es ahora y en el perfecto marco de la Escolástica, las lecciones de San Tomás de Aquino, cuando el Ser aparece y se manifiesta. Pero en Santo Tomás nadie sabría decir cuales son exactamente sus pretensiones.

La metafísica escolástica concibe el Ser según Esencia y Existencia y lo hace derivar todo de la razón de la divinidad. Pero, ¿Qué sucede cuando el pensamiento y la filosofía -pensamiento hablado y escrito- se demarca de la teología y el pensamiento religioso? ¿Qué sucede con las obras y autores de la Última Escolástica que analizan el Ser como esencia y existencia, así tal cual, sin otros compromisos o derivaciones? Pues que la figura del Ser emerge de sus dominios semánticos y hermenéuticos y se manifiesta como criatura única y algo novísimo, al mismo tiempo, que adquiere a medida que se desarrolla una presencia y apariencia singular.

Es como si el Ser fuese una creación en contra misma de la propia voluntad escolástica y de sus intereses y principios. El conflicto, entonces es manifiesto, ahora ya, dentro de las propias estructuras de un mismo sistema. Conflicto entre las más profundas razones teológicas y religiosas y ese ente singular del Ser. La trifulca de la nueva criatura nacida de la esencia y la existencia, el Ser, con el complejo analítico de la divinidad y su dios único.

Pero estos nuevos filósofos de la modernidad, Descartes, Spinoza y Leibniz, no sólo soslayan esa problemática, sino que muestran en sus escritos una especie de ser propio particular, no desarrollan el Ser en sus posibilidades, sino que sólo lo nombran, lo usan en ocasiones, solo en ocasiones aparece su estela y argumento.

Se supone aquí, en nuestra digresión particular, que de lo que se habla es del Ser de las cosas, la naturaleza y el universo, pero sobre todo del ser de lo humano. Un Ser que podría describirse como algo que cambia y se desarrolla y de unas profundas transformaciones y metamorfosis hacia el pasado y de unas profundas transformaciones y metamorfosis hacia el futuro y un Ser, por supuesto, que muere, pero cuya muerte no es una condición de su existencia -suma barbaridad (un ser para la muerte)- sino un ser cuya muerte es relación para con su vida, un simple fin y devolución de condiciones al lugar y espacio de donde las tomara.

Un Ser de lo Humano de aspecto dinámico, incluso mecánico y positivo, cuya conformación usa cierta diversidad de formas y principios como aquella configurada por la existencia de dos sexos -femenino y masculino-, la posibilidad de esos dos modos y principios, incluso categorías para el Ser, o bien un Ser diferente para cada sexo (XX y XY), y un ser que se desenvuelve de diversas maneras diferentes en la conformación de la pareja humana -una mujer y un hombre, una mujer y una mujer, y un hombre y un hombre- y que en su sentido metafísico más profundo lo vamos haciendo en una clase de Ser como ente total -el ser y el no-ser- y se había dejado, abandonado, en el Ser del Ser y el Ser del No-Ser, y sobre lo ilógico y la dificultad de razón del No No-Ser que podría aparecer como el "cuasi" de los escolásticos, los vestigios de Bruno, o cierta posibilidad de palingenesia o surgir.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Anuska-, Lapidario

digresión filosófica 29 Nov 2021 22:43 #67289

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 980
  • Gracias recibidas 2336
Muy buena exposición Outsider.

A lo que le pongo un pero es al final. El ser humano es el ser humano, podemos hacer mil divisiones: niños, mujeres, ancianos, negros, gordos, altos, con bigote, asiáticos, medievales, antiguos griegos, queer, pobres, químicos, agricultores, hombres, nudistas, escolásticos, con vagina, bebés, médicos, poetas, etc, etc, etc. pero seguimos hablando de ser humano. No hay distinción aquí. Todos nosotros somos seres humanos.

Me rechina que digas que se podría considerar un Ser diferente para cada sexo. No lo creo. El Ser humano (así en mayúsculas) no diferencia sexos, edades, posición social, raza, religión, siglo de aparición en el mundo. El Ser humano es simple y llanamente el ser humano.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: ksetram, Cum Lupus, Lapidario, outsider

digresión filosófica 01 Dic 2021 23:23 #67310

  • outsider
  • Avatar de outsider
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 39
  • Gracias recibidas 29
Eso está bien, sí, el Ser Humano. No obstante, uno podría descubrir una infinidad de matices cuando de ello hablan o escriben los hombres -entidad masculina- o hablan o escriben las mujeres -entidad femenina-. Matices y modos de expresarlo que, en cierto momento particular, podrían inferir algún asunto crucial para la conformación de la idea del Ser. Aristóteles no incluye el sexo entre las categorías del ser, inaudito, pero los Pitagóricos sí que lo incluyeron en el orden de sus Principios. Matices y modos diferentes de hablarlo de hombres a mujeres, en los cuales podría verse intervenido el mismo Logos, o palabra del ser. Aquí no se pretenden, acaso, las secuencias, caminos o deriva hacia la ontología para lo mismo.

Traigamos algunos ejemplos, estos de escritos y palabras de mujeres, pues la palabra de los hombres es suficientemente conocida y la que impera en el sustrato, por otra parte.

Por ejemplo frases de María Zambrano en sus escritos como: "el ser ha muerto, el hombre es su heredero", o en otro lugar: "el camino del tiempo pasa arrastrando el ser: el ser en cuanto tal y el ser de aquél que por él transita, el hombre a lo que sabemos". Y no es posible, no obstante saber en qué sentido discursivo o intencional la filósofa escribiera esas palabras. No es posible saber en qué amplitud de concepto usa el término referido a "hombre" o "el hombre". Puede ser que ella se refiera sólo a generalidades, pero podría referirse también a singularidades y aparecer ahí sin más el asunto genérico. El ser ha muerto y el hombre -ente masculino- es su heredero. Así podría ser tal cual.

Es por eso que el asunto reviste cierto grado de interés y si, es más, con la presencia adelantada de la mujer en el medio del pensamiento y la filosofía en la actualidad ello podría adquirir cierto cariz definitorio. Bienvenido, de cualquier forma, sea.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

digresión filosófica 02 Dic 2021 00:06 #67311

  • Anuska-
  • Avatar de Anuska-
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 980
  • Gracias recibidas 2336
No sé de dónde sales para afirmar cosas tan demenciales como las que afirmas en tu último mensaje.

La cosa es tan sencilla como que para Aristóteles, y en general el mundo griego antiguo, no consideraba a las mujeres, igual que no lo hacía con los extranjeros o los esclavos. Afortunadamente la humanidad ha evolucionado y ya no separamos a las personas. No hay esclavos, no hay diferencias entre razas ni entre sexos.

Me siento idiota escribiendo lo anterior. Ya todos entendemos suficientemente que todo el género humano es ser humano. No sé a donde quieres ir a parar. Yo aquí lo dejo.
Última Edición: 02 Dic 2021 01:07 por Anuska-.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cum Lupus

digresión filosófica 09 Dic 2021 11:03 #67476

  • Cum Lupus
  • Avatar de Cum Lupus
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Cum lupus addiscit Psalmos, desiderat agnos.
  • Mensajes: 239
  • Gracias recibidas 413
Pues sí, Anuska, lo del compañero Outsider responde a una lacra que sufren las Humanidades.

Me refiero al anacronismo y también a los compartimientos estancos del saber, entre distintas disciplinas de la misma rama. (Ejemplo: pensar en la disputa en Ciencias de las Religiones entre Historicistas diacrónicos Vs Adalides de la Fenomenología, con los Hooligan de la Antropología como únicos depositarios de la verdad sobre dicho fenómeno, se me antoja un buen ejemplo).

Hacer un tirabuzón, (un yo me lo guiso, yo me lo como), entre Aristóteles y Maria Zambrano como realiza el compañero Outsider, intentando hilvanar ideas coincidentes, (porque le conviene para armar su “cuñadismo 2.0”, revestido de reflexión filosófica), en una horquilla temporal de más de 2000 años, sin tener en cuenta los condicionantes históricos y culturales de los emisores equivale a menospreciar la transición del pensamiento entre el “mundo antiguo” y nuestra era..(Con la de ostias, sudores y lagrimas que hay por el camino).

En fin, una lastima.

Por cierto…Feliz Navidad a los “Sospechosos habituales”.
Cuando el lobo aprende salmos, echa de menos a los corderos...
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Anuska-
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.177 segundos