Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Impresiones sobre política internacional a la luz de los recientes acont.

Impresiones sobre política internacional a la luz de los recientes acont. 21 May 2021 13:05 #62908

  • Julián
  • Avatar de Julián
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 39
  • Gracias recibidas 104
A la sazón de los acontecimientos políticos vividos he pensado en ordenar una serie de pensamientos de filosofía política que comparto con vosotros.

- La política anterior a la segunda guerra mundial (por establecer el corte en algún punto) tenía una perspectiva catártica, fuera el fascismo, el marxismo o las perspectivas restauracionistas. Dicha pulsión de catarsis vino madurando desde que Europa salió de los siglos oscuros y desde que en diversas disciplinas hay un llamado a la revolución; ya desde Descartes, por ejemplo. La cuestión entonces era que guerra total, revolución, o, dicho más abstractamente, descomposición, etc., iba a ver, la cuestión, en el fondo, era qué clase de fin o de "hombre nuevo" iba a ser ese.

- La política actual carece de una perspectiva trascendental o purificadora, lo que implica una natural rebaja de las ambiciones y expectativas subconscientes de los cuerpos políticos. A ello hemos de sumarle la situación de disuasión nuclear que garantiza la destrucción mutua y total. Si esto es cierto y tiene la importancia que yo considero como signo de los tiempos, las naciones no deberían tender a obtener posiciones supremas en los términos estrictos en que consiste lo supremo frente a lo superior, sino sencillamente a una superioridad que es, más bien, un accidente de la competencia político-internacional. Hoy unos, mañanas otros.

- Presumo que la tendencia o signo de los tiempos políticos presentes es de conflictividad constante de perfil medio-bajo. Las naciones han encontrado formas de resolver sus tensiones, fruto de las contradicción de sus intereses, en formas nuevas de guerra (guerra hibrida) que evitan que se desencadenen las monstruosas consecuencias del poder nuclear. La clave es no obligar al honor contrario a garantizarlo.

- Tradicionalmente, la guerra era un acto abierto. Probablemente lo fuera precisamente por eso, por la tradición y la cultura castrense. El que fuera un acto abierto implicaba el que fuera noticia publica y que por lo tanto la opinión encontrase de inmediato la posibilidad de posicionarse a favor o en contra, y que por ende el mundo tuviera que enfrentar, sin poder apartar la mirada, la venida de un estallido a escala internacional. En cambio, si hay un acto de guerra cuya autoría es encubierta, la opinión pública queda en esa bien conocida circunstancia de que, no existiendo evidencia, no cabe tampoco imputar claramente el acto a ninguna nación, debido a la gravedad del mismo, quedando ésta enfangada en el espurio concepto, que es un camino a ninguna parte, de la conspiración.

- La guerra contemporánea es una guerra confeccionada para tumbar una pieza del domino sin que caiga la cadena entera; no debe entenderse dicha pieza como una nación, la pieza puede ser una parte de la nación (presunta financiación rusa del secesionismo catalán), o una sección de su industria, o un elemento de su idiosincrasia (guerra cultural).

- Entonces, pienso que la perspectiva política internacional es de conflictividad permanente, pero de una conflictividad confeccionada expresamente para evitar la guerra abierta; que, por lo tanto, una guerra total, mundial, es, en un seguimiento puramente conceptual del asunto, como posibilidad sólo un accidente, no un horizonte. Y que esos actos de guerra se encuadran dentro del concepto de guerra híbrida, cuyas tres ideas centrales son: enmascarar la autoría, ser selectiva y de finalidad solo desestabilizadora.

- Tipos de guerra híbrida: guerra proxy (naciones en guerra mediante ejércitos subcontratados); guerras periféricas (acciones de violencia física nunca dirigidas contra la metrópoli -por la necesaria naturaleza de perfil medio-bajo); ciberguerra, guerra biológica, etc.

Os invito al sano debate. Un saludo a todos.
Última Edición: 22 May 2021 00:20 por Julián.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Confusus

Impresiones sobre política internacional a la luz de los recientes acont. 21 May 2021 21:59 #62928

  • Sengoku Jidai
  • Avatar de Sengoku Jidai
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 41
  • Gracias recibidas 119
¿Cultura castrista? querras decir castrense...

Mi apuesta por el próximo conflicto militar a gran escala, con peligro cierto de apocalipsis nuclear: Taiwan y sus fabricas de semiconductores...
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Confusus

Impresiones sobre política internacional a la luz de los recientes acont. 21 May 2021 22:27 #62930

  • Julián
  • Avatar de Julián
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 39
  • Gracias recibidas 104
Lapsus corregido, gracias.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Confusus

Impresiones sobre política internacional a la luz de los recientes acont. 22 May 2021 08:19 #62934

  • Luis12
  • Avatar de Luis12
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 54
  • Gracias recibidas 100
Hola Julían,

Efectivamente, el paso de la doctrina Primikov a la doctrina Gerasimov por parte de Rusia implicó un cambio elemental no solo por parte de Rusia sino del resto de mundo a la hora de valorar como enfrentar conflictos asimétricos tales como:

- Conflicto Palestina/Siria.
- Ucrania.
- Crimea.
- Guerra Naborno-Karabah.

En dicho sentido se abren debates tales como, cuándo se puede hablar de legítimo el uso de la fuerza a raiz de la detección de un cyberataque contra instalaciones propias. Haces 2 años ya Israel actuó destruyendo un edificio y provocando 30 muertes a raiz de un cyberataque dirigido contra el sistema antimisiles israelí.

Por otro lado, iria mas allá en cuanto a tu afirmación de que el objetivo de las operaciones bélicas en los conflictos actuales es tumbar solo una pieza de dominó del entramado. Mas bien creo que se trata de derribar todas las posibles, una a una, hasta que el uso de la fuerza militar provoque el derribo de las últimas. Si te interesa el tema, puedes ver las lecciones aprendidas sobre la Guerra Naborno-Karabah. Dicho conflicto, muy resumidamente, se inicia con una campaña de fakenews y propaganda, continua dentro del ambito de las relaciones internacionales, sigue a base de cyberataques, finalmente se produce la escalada bélica final, que se gana a base de superioridad técnologica (empleo de UAVs frente a armamento desfasado).

Hoy en día, la supremacía económica, política y militar de la OTAN es incuestionable. Lo que no quita que otras naciones, como China y Rusia, intenten aumentar su influencia global, evitando una expansión mayor (como ha sucesido en Letonia, donde España tiene desplegadas tropas en la eFP (euro Force Protection). La capacidad final de movilizar tropas y desplegarlas es siempre el paso final, irremplazable, a toda operación bélica. Dicha capacidad actualmente es liderada por la OTAN, aunque Rusia y China quieran adquirir dichas capacidades a medio plazo. De hecho, Rusia ha demostrado parcialmente en Siria dicha capacidad.

Mas alla de las consideraciones anteriores, me preocupa como a ti el hecho de como ha variado la política con el paso de los años. Y creo que han habido pocas epocas en la historia en la que la política (y por tanto la guerra) no hubiesen tenido objeto de caracter económico. Es posible que esa perspectiva trascendental y de catarsis a la que te refieres pudiera ser la religión, la patria o la revolución, pero se tratan siempre de elementos accesorios a una lucha por el control económico, bienes y de los medios de producción.

¡Es mas! ¿Como que hoy en día no hay elementos de catarsis y purificación dentro de la política? ¿Que son sino los nacionalismos?

Muchas gracias Julian por abrir tan interesante debate. Un saludo.
Aficionado a la filosofía.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Confusus

Impresiones sobre política internacional a la luz de los recientes acont. 23 May 2021 01:23 #63042

  • Julián
  • Avatar de Julián
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 39
  • Gracias recibidas 104
Gracias a ti. La verdad es que es un tema apasionante.

Coincido contigo en la perspectiva economicista, si me permites llamarla así. A veces olvidamos el fondo pragmático de los asuntos que, en cambio, suelen presentarse con cierta pátina trascendental. El historiador belga H. Pirenne maneja como tesis que una de las causas centrales de la ruralización europea tras la caída del Imperio romano fue el dominio marítimo del Mediterráneo por parte de los árabes musulmanes, que cortocircuitó el comercio. Independientemente de la relevancia explicativa del factor, lo que sí es cierto es que perspectivas así sugieren que fenómenos tales como las cruzadas tuvieran antes que nada un factor económico. Es difícil ponderar en la hermenéutica histórica los factores espirituales o intelectuales y los materiales o de mera utilidad en cuanto al puro y duro dominio. Porque, si bien es cierto que yo personalmente me sitúo en una hermenéutica economicista, jamás afirmaré, por ejemplo, que el protestantismo de Lutero, sus textos, fueron "para" lograr una identidad nacional alemana. De hecho, los textos de Lutero tendrán valor por sí mismos si y sólo si ellos no son para nada más que para demostrar cuanto se pretende en ellos. La utilización es accidental y no depende del fondo de la cuestión sino de la habilidad retórica para hacerlos valer en un contexto concreto de comunicación. Es decir, el "para" o la utilidad de los textos de Lutero, un tema tal como la concesión privada del perdón de Dios, por ejemplo, es algo que hoy en día improbablemente se pensará en hacer valer como argumento de nada del día a día político, si bien el texto mantiene en sí propio interés debido a su alcance autónomo, que es teológico y de implicaciones intelectuales diversas.

Volviendo al tema, asumo que pueda existir esa supremacía de la que hablas, pero pensemos que dicha supremacía es un asunto de mercado, es decir, que si los EEUU* o el cuerpo político que se quiera la tiene, no la tiene en base a cierto criterio definitivo que pretenda realizar, uno tenido por verdadero, como pueda ser la supremacía racial aria o la supremacía de la clase obrera, sino que el criterio procede del mercado. Y, ¿qué es el mercado? Un devenir de fenómenos económicos con lógicas autónomas que producen resultados imprevisibles (recordemos aquella crítica de la escuela austriaca respecto de la imposibilidad de la planificación económica). El mercado es aquello que define el criterio social cíclica y accidentalmente; la crisis es el momento en el que, precisamente, se discrimina qué vale y qué no vale, qué bien, qué saberes, qué sectores de la producción, etc., no son ya socialmente útiles y cuales sí o en qué términos.

El tipo de trascendentalismo o escatología que desaguó en las grandes guerras del siglo veinte, sí que permite en cambio una interpretación en el sentido de que tanto fascistas, como marxistas, etc., pretendían determinar a priori, fuera de las reglas del mercado, qué vale y qué no vale de manera definitiva, ¿una raza?, ¿una clase social? Lo que digo que hoy no hay es esa convicción de que pueda haber algún "afuera" en cuanto al mercado y por lo tanto una supremacía o superioridad absoluta en la dimensión misma de lo político, pues el mercado es hoy, ya claramente, lo supremo. Y supongo que dicha convicción no la hay porque las convicciones se arruinan, naturalmente, con el fracaso, y más aun con un fracaso rotundo, juzgado y condenado. Algo que hasta tiene sus monumentos entre nosotros: Auschwitz, las placas sobrevivientes del muro de Berlín que adornan la ciudad, etc.

Pero, entonces: ¿Qué son los nacionalismos, los racismos políticos, los estados teocráticos, etc., hoy en día? Si el cinismo del nazismo no era completamente transparente a sí mismo, si en ese punto aun era sostenible, hasta cierto límite, pensar que tal cosa tenía alguna base, creo que hoy en día sus análogos no son sino solo una parte más del arsenal retórico disponible, armas completamente inútiles pero que el ingenio, por qué no, puede convertir en un momento dado (en un contexto comunicativo ad hoc) en el medio idóneo para conseguir algo ¿Qué literatura hay hoy en día que tenga algún viso de seriedad que defienda una forma de gobierno teocrática como la saudí?, ¿puede haber algo más que panfletos en cuanto a la defensa del neonazismo? No hay fuentes serias de eso (creo que no me equivoco mucho suponiendo que una de las primeras condiciones de un neonazi típico para creerse su negocio es negar el holocausto, o de un nacionalista decir que el suyo es "inclusivo"; lo cual es un ridículo). Lo que me lleva a pensar, junto con otras razones ya explicadas, que no hay una visión escatológica en lo subconsciente de la marea política contemporánea, lo cual tiene importantes consecuencias.

Hay mercado y tácticas políticas para situar a unos cuerpos u otros en posiciones de privilegio ante las crisis recurrentes. Aquí las fuentes sí son serias y la bibliografía infinita (la geopolítica es eso). Pero que en el fondo se trate de mercado implica precisamente (y ateniéndonos a lo estricto de los conceptos), que la supremacía como tal es un contrasentido porque no hay garantía metafísica o escatológica de ello, no hay perspectiva de ello. Europa y el mundo ya no va de eso esencialmente. Algo inaudito para una región que durante milenios acompasó sus prácticas políticas con las discusiones trascendentales más sofisticadas. Y, ya por cerrar, entiendo que esta situación implica la clase de conflictos a los que aludí en la entrada del post, sobre todo que sean de perfil medio-bajo y de tipo híbrido.

* de EEUU se podría decir que tiene una escatología humanista y que la pretende realizar en el mundo, de donde cierto presunto proyecto de supremacía, si bien es obvio que eso es sólo una retórica como cualquier otra, de donde precisamente el hecho de que EEUU no pueda ni perder ni ganar dicha supremacía, porque tal cosa nunca está en juego, ya no está en juego. EEUU es superior "meramente" económicamente desde la II guerra mundial por una coyuntura de mercado de guerra de la cual salió increíblemente beneficiado, entre otras cosas convirtiéndose su moneda en la divisa de referencia del sistema financiero internacional. El humanismo de los EEUU es cronológicamente posterior a su triunfo económico-político -es una evidencia histórica-, éste no motivó cuantas acciones lo convirtieron en un imperio contemporáneo, sino que eso fue una retórica creada al caso para extender su poder sobre el globo, inexistente antes e inexistente hoy en día (¿muerta con Obama? Veremos). Con el fascismo y esa clase de convicciones es al revés o no es. EEUU, la OTAN, etc., solo son accidentalmente superiores. La fuerza del accidente y de la coyuntura en virtud de la cual esto es así, junto con el carácter no supremacista de la política en general, sino de mera competencia (que no desacredita el juego sucio), es la magia de cada posición política contemporánea y creo que lo será para los restos.

Un saludo y gracias de nuevo por entrar al debate.
Última Edición: 23 May 2021 04:54 por Julián.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.144 segundos