Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Existe el concepto "Mi verdad"

Existe el concepto "Mi verdad" 29 Mar 2021 22:31 #62056

  • Littlecube
  • Avatar de Littlecube
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 9
  • Gracias recibidas 11
Dpz escribió:
Conclusión quien dice mi verdad, su verdad etc.. quieren decir opiniones,puntos de vista.. que luego ya estarás equivocado o no...
si es verdad es verdad en general
Muchas gracias por la explicación¡


Creo que se obtiene más de la percepción que del punto de vista o la opinión, que creo que son cosas, que luego "las masticas".

Para mi un ejemplo clarísimo para esto suele ser el siguiente:

En una conversación entre dos personas, realmente se están dando 3 conversaciones.

1)La que el emisor emite.
2)La que el receptor recibe.
3)la que se podría obtener desde un punto neutral entre puntos 1 y 2.

Muchas veces, entre las personas se genera conflicto en una conversación intrascendente, porque una de las dos personas, usa un tono del que quizás ni tan siquiera es consciente, pero puede sonar tosco. Eso es lo que recibe el receptor y lo recibe de una manera, algo diferente en el que era intención del emisor, claro.

Pero también una tercera persona testigo (punto neutral) podría en esta ocasión compartir, espacio de pensamiento con una de las partes o tener individualidad.

Creo que la percepción y como percibimos la realidad, influye mucho en esta cuestión que se plantea sobre la verdad.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Existe el concepto "Mi verdad" 30 Mar 2021 09:46 #62067

  • Heráclida
  • Avatar de Heráclida
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 163
  • Gracias recibidas 275
Dpz escribió:
Entonces.. si yo digo que tal comida es la mejor o tal coche es mejor,o este perro es mas bonito que el otro.. ¿Estariamos hablando simplente de mi percepción? Pues ahi no existe una verdad como tal. ¿No? Muchas gracias a todos :)

Bueno, todavía se pueden pasar más filtros antes que caer directamente en la pura subjetividad perceptiva. Por ejemplo, el concepto de posibilidad o la verificación de sentido del empirismo lógico: dentro de la experiencia comer ¿es posible degustar un sabor dulce, salado, sabroso, etc.? ¿Es posible degustar un sabor azul, una frecuencia 523,2511 o una hipotenusa de un triángulo rectángulo? Entonces no es tanto verdad cuanto sentido.

Otra perspectiva sería negar la posibilidad de la verdad en los ámbitos y contenidos no científicos: las conversaciones del día a día suelen predominar estados de ánimo, juicios de valor, discusiones políticas, entre otras. ¿Es posible la verdad ahí? ¿Bajo qué condiciones? Quizá es que la Verdad es sacra y no se permite bajar al barro de la cotidianidad :lol: :lol: O, al menos, exige límites y parámetros con los que podamos verificar la veracidad de algo.
"Hablando con las fieras del zoo, sólo yo hablo; ellos suelen mirar [...] Cuando era un crío, ¡vaya una mierda! Lo consiguistéis: me jodistéis bien; la zancadilla nada más nacer. Así es como se crece bien: con empujones para no pensar y una bomba bajo la almohada [...]"
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Lapidario

Existe el concepto "Mi verdad" 04 Abr 2021 22:01 #62251

  • Dpz
  • Avatar de Dpz
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 15
  • Gracias recibidas 5
Heráclida escribió:
Dpz escribió:
Entonces.. si yo digo que tal comida es la mejor o tal coche es mejor,o este perro es mas bonito que el otro.. ¿Estariamos hablando simplente de mi percepción? Pues ahi no existe una verdad como tal. ¿No? Muchas gracias a todos :)

Bueno, todavía se pueden pasar más filtros antes que caer directamente en la pura subjetividad perceptiva. Por ejemplo, el concepto de posibilidad o la verificación de sentido del empirismo lógico: dentro de la experiencia comer ¿es posible degustar un sabor dulce, salado, sabroso, etc.? ¿Es posible degustar un sabor azul, una frecuencia 523,2511 o una hipotenusa de un triángulo rectángulo? Entonces no es tanto verdad cuanto sentido.

Otra perspectiva sería negar la posibilidad de la verdad en los ámbitos y contenidos no científicos: las conversaciones del día a día suelen predominar estados de ánimo, juicios de valor, discusiones políticas, entre otras. ¿Es posible la verdad ahí? ¿Bajo qué condiciones? Quizá es que la Verdad es sacra y no se permite bajar al barro de la cotidianidad :lol: :lol: O, al menos, exige límites y parámetros con los que podamos verificar la veracidad de algo.
Conlusión.. No se podria?
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Existe el concepto "Mi verdad" 05 Abr 2021 00:01 #62253

  • Pepi
  • Avatar de Pepi
  • DESCONECTADO
  • Presocrático
  • Mensajes: 53
  • Gracias recibidas 22
A ver.
Verdad, entendido como: realidad (existencia real de algo).

Pues como yo lo entiendo, es única.
Por ejemplo, si tengo una frondosa melena o no, pues sólo hay una verdad.
Rápido y sencillo.

El problema podría complicarse para lo empíricamente incomprobable, de comprobación inviable, la verdad sería: desconocimiento; y como siempre ocurre, la verdad se subdividiría: entre los que desconocen y creen que sí, y los que desconocen y creen que no. Y por lo tanto es posible a mi modo de verlo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Existe el concepto "Mi verdad" 05 Abr 2021 08:06 #62255

  • Heráclida
  • Avatar de Heráclida
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 163
  • Gracias recibidas 275
Dpz escribió:
Heráclida escribió:
Dpz escribió:
Entonces.. si yo digo que tal comida es la mejor o tal coche es mejor,o este perro es mas bonito que el otro.. ¿Estariamos hablando simplente de mi percepción? Pues ahi no existe una verdad como tal. ¿No? Muchas gracias a todos :)

Bueno, todavía se pueden pasar más filtros antes que caer directamente en la pura subjetividad perceptiva. Por ejemplo, el concepto de posibilidad o la verificación de sentido del empirismo lógico: dentro de la experiencia comer ¿es posible degustar un sabor dulce, salado, sabroso, etc.? ¿Es posible degustar un sabor azul, una frecuencia 523,2511 o una hipotenusa de un triángulo rectángulo? Entonces no es tanto verdad cuanto sentido.

Otra perspectiva sería negar la posibilidad de la verdad en los ámbitos y contenidos no científicos: las conversaciones del día a día suelen predominar estados de ánimo, juicios de valor, discusiones políticas, entre otras. ¿Es posible la verdad ahí? ¿Bajo qué condiciones? Quizá es que la Verdad es sacra y no se permite bajar al barro de la cotidianidad :lol: :lol: O, al menos, exige límites y parámetros con los que podamos verificar la veracidad de algo.
Conlusión.. No se podria?

Depende del criterio de verdad que esté en juego, no sólo existe el de la correspondencia -por ejemplo-
"Hablando con las fieras del zoo, sólo yo hablo; ellos suelen mirar [...] Cuando era un crío, ¡vaya una mierda! Lo consiguistéis: me jodistéis bien; la zancadilla nada más nacer. Así es como se crece bien: con empujones para no pensar y una bomba bajo la almohada [...]"
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Existe el concepto "Mi verdad" 11 Abr 2021 21:40 #62387

  • Albert Walden
  • Avatar de Albert Walden
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 23
  • Gracias recibidas 26
Interesante debate abierto por lo amplio y diverso; yo no puedo responder con la concreción necesaria para determinar alguna contestación a las preguntas. Pero como debate general entiendo en primer lugar que un concepto corresponde a una idea amplia, por lo tanto más vinculado a "La verdad" que a "Mi verdad"; es en aquella donde se puede iniciar una crítica dialéctica (tesis, antítesis...,complejidad).
Pienso que el término "Mi verdad" está más relacionado con lo fideísta y creencial sea esto de origen religioso, político, social, etc...
Así entrar a bregar con "La verdad" puede conducir a diversos campos y niveles de análisis, aunque todos estén entrelazados.
Por indicar uno entre otros posibles me remito a una definición que se plantea desde el mundo científico, cuando algunos señalan que su actividad se puede considerar sólo como una aproximación a la verdad, aquello de la dinámica del "paradigma emergente" de T. Kunhn.
Según esto a eso de "La verdad" se la puede comparar con el funambulista, siempre en el trance de caer; en el caso de "La verdad" a manos de la dialéctica y de la curiosidad científica.
Otras reflexiones sobre el asunto se pueden emprender con el planteamiento basado en la frase "criterio de verdad..." expuesto por Heráclida. También desde la posible universalidad de ciertas leyes o constantes cósmicas; etc...
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Pepi

Existe el concepto "Mi verdad" 15 Abr 2021 16:19 #62406

  • MaríaGB
  • Avatar de MaríaGB
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 2
  • Gracias recibidas 1
Buenas tardes. Me disculpo de antemano por si mi mensaje le roba tiempo a algún estudiante ocioso, si es que el tiempo tiene en verdad valor, más allá del sentido figurado ligado a un simple papel numerado. No es mi intención. En realidad, lo escribo sin intencionalidades o pretensiones concretas, pero si reconozco hacerlo bajo mi perspectiva, o punto de vista.

La verdad, un tema, un artefacto dialéctico muy valioso desde el punto de vista psicológico y político. ¿Qué es verdad? ¿Qué no es verdad? O acaso, ¿procedería hablar de medias verdades? Si bien fuesen muchas sus "clasificaciones", sus " tipos" y "subtipos" también deslumbran su naturaleza polígama y caprichosa: verdad científica, verdad lógica, verdad matemática, verdad física, verdad física, verdad teórica, verdad empírica\ práctica\natural, verdad filosófica, verdad sociológica, verdad histórica, verdad metafísica, verdad teleológica, verdad literaria, verdad moral, verdad amorosa, verdad afectiva, verdad humana, verdad gregaria, verdad derivada\deducida, etc.

Esquivo concepto ese al que nos referimos tan alegremente al hablar de verdad, sobre todo en relación a otra cosa. ¿Existe la verdad por la verdad, o, la verdad en sí misma o elitista, en términos más filosóficos y "acomodados"? Yo prefiero, consciente de mi mundanidad superflua y nimia en cuanto a tamaño relativo y capacidad de racionalidad, buscar, o, más bien, acechar los misterios y valiosos secretos de la verdad con preguntas. Siendo optimista en cuento a nuestra especie, podría casi asegurar que nuestras capacidades analíticas depredadoras bastarían para inmiscuirse en la mente de Dios y de sus pensamientos más extranjeros y elitistas, para, y siempre para, robarlos para nosotros, aunque a título personal (quizás es por la edad) lo haría en tal caso sólo para mí, y no la compartiría jamás con nadie, de poder hacerlo y no morir crucificada o desterrada como una bruja. ¡Ah, ignominia tribal de locura colectiva! ¿Soportaría solitariamente la crudeza de la verdad? Creo que mejor, o por lo menos más conveniente, es admitir nuestra condición más bien suicida como variedad genética y admitir que ser confidentes de una única verdad podría acabar con nuestro raciocinio, o hacernos conscientes de su ausencia e incapacitarnos para toda hipocresía colectiva, pues no podemos huir de nuestro instinto de supervivencia: él nos acompaña, y no pide permiso.

Sobre la vía para el conocimiento de la verdad, opto por pensar que se encuentra en la pregunta. Y no una pregunta cualquiera: la de los curiosos, esto es, la de tipo autoformulada. Pero aún dentro del perfil de los curiosos, es necesario añadir un sesgo más: los curiosos escépticos. Efectivamente, quien desea conocer algo ajeno a sí mismo, primero debería ser consciente de sus condicionantes como observador. ¡He aquí la receta para el curioso profesional, que no filósofo!¡La pócima de la sapiencia en un frasco abierto y coloreado!

Olvidaros de las "preguntas" que buscan provocar, incomodar, confundir o embaucar.
Eso no son otra cosa que puñales arrojadizos de charlatanes o excéntricos, que buscan placeres mundanos como ellos. ¡Y lo desconocen!
Yo sólo me quiero referir a la pregunta que busca escapar de quien pregunta, de sus vicios e ignorancias, pero pasando necesariamente por todo ello, para tenerlo en cuenta y descartarlo. A riesgo de que el verano sea más incómodo sin gafas de sol, pues aveces, ser conscientes de la verdad perturba al curioso, muchas veces ingenuo. Se necesita mucha dureza y honestidad para la verdad, pues ella deja en evidencia nuestra capacidad de razón y nos despoja de toda autoestima. Porque habréis de saber, para aquellos que valoráis tanto vuestra ociosa y burguesa curiosidad hipócrita, que, así como la filosofía es inspiradora para la literatura, ésta necesaria para el periodismo, y el periodismo útil para la política; las matemáticas son necesarias para la física, y la física útil para los ingenieros.
¿Y la verdad para quien es útil? ¡Al diablo con la verdad y sus interpretaciones, nosotros sólo necesitamos explicaciones para nuestra necesidad de explicar y explicarnos! ¡Y quien piense lo contrario, al manicomio!
La razón humana divide para analizar por separado y relacionar. Ese es el principio básico de todo pensamiento racional y lógico relacional. Las matemáticas por ejemplo. Cabría pensar de esta manera que los números son conceptos surgidos de la naturaleza de nuestra mente racional para experimentar lo continuo e indivisible del entorno percibido de una manera discreta y distinguible, e incluso computable. La algebraizacion del pensamiento racional que representa por medio de números es el paso natural de nuestra mente relacional. Así surgen las relaciones matemáticas, que no dejan de ser modos de conversión o relación, valga la redundancia, de conceptos entendibles (los números). En realidad lo que existe es infinito, lo sepamos o no. Pero como nuestra razón no es capaz de comprenderlo o manejarlo, aún estando inmersos y perteneciendo a ello, lo hacemos divisible y particionable numéricamente, conformando una sucesión generada por adición, sin principio y sin final. Hasta nos atrevemos a suponer y hasta representar un 0 para el supuesto origen y un 8 tumbado para el supuesto infinito.
De la estructura racional de las matemáticas se construye la cosmovisión racional del entorno verificable por medio de las ciencias naturales. Por esto, sostengo que las matemáticas ofrecen una comprensión limitada de la realidad, aunque no incierta, puesto que está condicionada por las limitaciones de las características analíticas y de comprensión de la mente humana. Aún así, nos resulta útil de alguna manera, para nuestros intereses concretos y prácticos.
Las matemáticas, y por esto, toda interpretación lógico matemática, son representaciones parciales de la realidad, o una media verdad, podría decirse. La otra media verdad es lo que nosotros conocemos y llamamos azar, o milagros, o suerte, o destino, o karma. Pero esa media verdad, inaccesible para nosotros y experienciable en cuanto nos es útil para nuestra supervivencia.
En efecto, de esto cabe deducir que el ser humano, ni cualquier ser vivo, está concebido ni preparado para comprender la realidad en su totalidad. No le es necesario para su vida diaria. El concepto de verdad surge para autocomplacer nuestro ego ignorante e inmaduro en su su pregunta retórica recurrente, por desgracia en realidad (pues evidencia nuestra impotencia y la ignorancia de muchos) sobre los límites de su capacidad como observador, o sobre su inteligencia.

:sick:
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Existe el concepto "Mi verdad" 15 Abr 2021 21:53 #62410

  • Albert Walden
  • Avatar de Albert Walden
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 23
  • Gracias recibidas 26
Siguiendo este debate, de asunto inagotable, se puede comprobar que para el pensamiento crítico y dialéctico la cualidad reveladora de "La verdad", quizá no esté tanto en la búsqueda de una definición concreta del cómo y cuando poseo "La verdad", sino sobre fijar su espacio dentro del análisis epistemológico, o mejor, del gnoseológico, lo que viene a ser lo mismo que generar pensamiento del conocimiento usándola como pretexto y excusa para un debate más notable.
Otra área interesantísima en la que el tal concepto es algo necesario y recurrente resulta entendiendo a "La verdad" a modo de contrapunto a la mentira, para ello me valgo de una parte de ciertos textos compilados recientemente: "La perplejidad mantenida ante la curiosidad por el asombro como obligación para entender la naturalidad ínsita en "La verdad" - virtuosismo de la mentira - que maniobra con el estratégico excurso del trust comunicacional especializado en generar opinión pública-sentido común, empieza a ser preocupante. La razón es que encuentro demasiado habitualmente un auxilio mutuo entre verdad y mentira que refuerza la dominancia como objetivo preferente de la política y de su acción comunicativa; es decir, la sinergia o apoyo entre mentira y verdad, constituyendo esto un método perfecto para hacer a la sensación de credibilidad más eficaz".
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Pepi

Existe el concepto "Mi verdad" 25 Abr 2021 07:10 #62487

  • Albert Walden
  • Avatar de Albert Walden
  • DESCONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 23
  • Gracias recibidas 26
Dada la presente oportunidad, no puedo dejar escapar un tema tan sustancioso y revelador como el que hay tras la palabra "La verdad" y su conceptuación autárquica, es por ello que tengo interés en continuar abordando el significado de esta, desde alguna otra proyección; necesariamente resumida.
Entre otras, una bien puede ser la situación contradictoria en que es posible caer al cuestionar su inevitabilidad desde afinidades o bien relativistas, escépticas o pirronistas, que son posiciones de análisis de las cuales me valgo habitualmente.
Pues bien, el argumentario contra estos planteamientos suele pasar por algo que en principio parece una obviedad, esta aparente evidencia queda reflejada, por ejemplo, en unos textos de J. Ortega y Gasset cuando afirma: "Quien dice (no hay verdad), (dudo que poseamos verdad) o como quiera que esto sea expresado, piensa en la verdad y la distingue de la falsedad y no admite que esos sean uno mismo".
En descargo de un escepticismo relapso - que por cierto, sería en esta reincidencia donde, según el texto anterior, se podría situar esa su "La verdad" ineludible - quiero suponer que el escepticismo duda, no para establecer cánones de veracidad y realidad, sino para expresarse en la posibilidad de cada conjetura y en cada momento inmediato de su desarrollo analítico; pienso que el pensamiento del conocimiento es un divergencia continua, cuyos patrones de iteración son lo suficientemente amplios como para considerar a la provisionalidad del determinismo una cosmovisión aceptable del mundo; esto, o que nuestro tiempo experiencial es tan breve que carecemos de perspectiva.
Por eso el escepticismo no puede suponer dejación de compromiso reflexivo, pues no alcanza la radicalización nihilista, ni la indiferencia pasota, tampoco lo entiendo como una barrera para defender "Mi verdad" individual frente a la colectiva, mucho más peligrosa. Esa, "La verdad" del prosélito que necesita de la arenga y del discurso de la "palabra sabia" con que se nimba el líder en la exaltación de una posesión infusa de "La verdad" demostrativa, resulta ser esencia imprescindible del poder.
Es por eso, que la duda, la aporía estarán siempre presentes, incluso en "La verdad" de la "palabra sabia". El aforismo (creo que se le atribuye a Confucio) que dice: "Cuando el sabio señala el cielo, el necio mira el dedo", me sirve de ejemplo. Esta frase tan exclusivista puede ser comentada bajo la exégesis relativista, escéptica o pirronista, dudando de lo que afirma para ocupar el puesto del necio que se fija en el dedo, no porque el cielo haya dejado de tener más importancia que el apéndice del sabio, sino que en los tiempos que ya se llevan corridos no se puede descuidar la atención, la sospecha o la prevención sobre el que indica, y principalmente sobre el que proclama el imperativo de su liderazgo y sabiduría como forma metodológica de verosimilitud.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.251 segundos