Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Cine

Cine 20 Nov 2019 18:32 #52125

  • Alma
  • Avatar de Alma
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 933
  • Gracias recibidas 765
Ariel escribió:
Zolaris escribió:
[Respecto a la película "El triunfo de la voluntad" (1935) Leni Riefensthal] El problema es que se trata de una obra maestra. Y por eso la recomiendo a quien la recomiendo.

De acuerdo. No he visto la película entera. Pero conozco bien su propósito y su estilo inconfundible. Y creo que aquí se está hablando de esto, de estética, es decir, de cine. Ahí está su factura impecable y la belleza de la imagen. La película es muy actual gracias al epigonismo de "Star Wars", y de otras películas que la han usado de plantilla para recrear su atmósfera. Me parece pertinente poder verla y poder discutir acerca de ella. Si Riefenstahl no hubiera hecho esa película, otro lacayo del partido nazi la habría hecho, y a lo mejor no estaríamos hablando de ella porque nada justificaría verla. Sabemos que la película está al servicio de lo que está, pero yo no tengo que defenderme de los valores que exalta. Es una muestra descarnada del cine como instrumento político.


Cuervo ingenuo escribió:
No me provoca ninguna incomodidad decir que la propaganda nazi es propaganda nazi y debe de estar fuera de cualquier debate público. Los discursos que apelan a las tripas son difíciles de ser cuestionados desde la razón.

En el falso dilema que propones, yo no tendría ningún problema en eliminar esa cinta, como tampoco tendría problemas con Mein kampf

Honestamente, me importa un carajo si los encuadres de las tropas nazis le parecen a alguien suficientemente estetizados como para ocupar un debate sobre el arte... Benjamin estaría de acuerdo antes de tener que suicidarse para no ser entregado a los nazis...

No estoy de acuerdo con tu respetable punto de vista. Creo que hay que hablar de todo. Todo es susceptible de debate público y, más aún si se trata con espíritu filosófico. Evitamos tratar de ciertos asuntos como si nos fuéramos a contaminar. Lo que es peor, pensamos que la gente es imbécil, que no tiene discernimiento, que va a leer el "Mein Kampf" y se va a convertir al nazismo. Hay que leer libremetne el "Mein Kampf", hay que ver el "Triunfo de la voluntad" y luego vomitarlos o ensalzarlos, a ser posible con argumentos.

Edito.
Cuervo ingenuo, voy a seguir tu recomendación y a ver "The Man in the High Castle". Hace tiempo quería hacerlo, pero no me decidía y preferí tirar por "The Looming Tower" y "Homecoming" (muy recomendables las dos).

No sé por qué creía que "El triunfo de la voluntad" iba sobre deporte, supongo que lo confundí con otro documental de Riefenstahl sobre las Olimpiadas de Berlín. Le echaré un vistazo, pues. "Mein Kampf" es intragable. Ya van dos intentos y sólo he conseguido leer unas cuantas páginas, qué mal escrito. Le daba la culpa a la traductora, pero leí en un periódico que los franceses iban a traducirlo y mencionaban lo mal escrito que estaba el original. Se ve que Adolf no tenía para la escritura el talento de Leni para la cinematografía.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ariel

Cine 20 Nov 2019 23:02 #52129

  • cuervo ingenuo
  • Avatar de cuervo ingenuo
  • DESCONECTADO
  • Estoico
  • Mensajes: 647
  • Gracias recibidas 1179
Por centrar... y salirnos de los productos publicitarios nazis...

Filmografía sobre el nazismo:

Historie du cinéma de Godard

Sohah de Lanzmann

Las dos muy potentes y muy diferentes en su planteamiento... Godard usa la imagen y el fotomontaje y Lanzmann el testimonio oral de las víctimas.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ariel, Moira

Cine 21 Nov 2019 11:35 #52132

  • Ariel
  • Avatar de Ariel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 141
  • Gracias recibidas 149
Hola Zolaris.

He visto "Narciso negro". ¡Hay tanto que decir!
Lo puramente antropológico se revela contra el corsé de los evangelios. Qué tensión, qué miradas, cuanto deseo. Y cuánta impotencia cuando ni el lugar, ni las costumbres, ni las expectativas de las personas se ajustan al ideal religioso. Detalle importante, la comunidad monjil se asienta en el antiguo harén del sultán.
El castillo de naipes se cae. Basta, en ese escenario adverso, la presencia de la tentación, de lo conocido, Mr. Dean (David Farrar), para que todo se precipite y para que los conflictos reprimidos y los propios abismos fluyan a raudales. Me ha encantado.
A fabis abstineto
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moira, zolaris

Cine 21 Nov 2019 15:49 #52133

  • zolaris
  • Avatar de zolaris
  • CONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 356
  • Gracias recibidas 432
Ariel, me alegra que te haya gustado. Tu resumen es preciso. Michael Powel, esta vez sin Pressburger, dirigió más adelante, en 1960 El fotógrafo del pánico, una película que aparece en las listas de Alma y que te llamó la atención. Es una película, por cierto, alabada por Scorsese.

¡Qué sigas disfrutando de tus sesiones! Y no de exponer tus impresiones.

Un saludo.
A Flaubert que le den.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ariel, Moira, Bertie

Cine 21 Nov 2019 15:51 #52134

  • zolaris
  • Avatar de zolaris
  • CONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 356
  • Gracias recibidas 432
Perdón, quería decir -No dejes DE exponer tus impresiones.
A Flaubert que le den.
Última Edición: 21 Nov 2019 15:53 por zolaris. Razón: falta de ortografía
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ariel, Bertie

Cine 21 Nov 2019 18:31 #52140

  • Ariel
  • Avatar de Ariel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 141
  • Gracias recibidas 149
Llevo vistas cuatro horas de las nueve y media que dura "Shoah". Pero antes he visto (entera) "El Triunfo de la voluntad". Ese cambio de enfoque, de género, de universo. No puedo describir la impresión que tengo. El orden es importante, si ves primero "Shoah" y luego "El triunfo" simplemente te indignas contra la segunda y no hay lugar al análisis. La película de Riefenstahl es la grandeza, el paradigma, la expectativa épica (la ilusión), Wagner. La película de Lanzmann es la sorda y atronadora realidad, el final de la locura y el resultado de la locura. Los procedimientos de Lanzmann son poco ortodoxos. Se sirve de la presión a las víctimas interrogadas para sacar la última esencia del dolor. Y es ante ese dolor humano que la fiesta de Riefenstahl se convierte en algo grotesco. Pero su método convierte a Lanzmann en alguien dispuesto a pasar por encima del sujeto concreto para imponer la idea general de la Shoah. Él quiere apuntalar una idea y los testigos no son más que comparsas. Me voy a callar lo que pienso de esto. Por último voy a resaltar el gran talento de Riefenstahl. Porque está ahí. Es historia del cine.
A fabis abstineto
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: zolaris, Bertie

Cine 22 Nov 2019 01:26 #52142

  • zolaris
  • Avatar de zolaris
  • CONECTADO
  • Aristotélico
  • Mensajes: 356
  • Gracias recibidas 432
Hay que ver, Ariel, la pedazo de sesión doble que te estás cascando. Me parece todo un reto emocional. Y también una experiencia cinematográfica adulta y desahogada. Porque son dos películas en las antípodas del tema que tratan, y a su vez en las mismas antípodas del cine. La imagen contra la palabra. El espectáculo contra el recogimiento.

¡Arriesguemos! dado lo salvaje de tu propuesta:

Shoah y El triunfo de la voluntad (madre mía, las escribo así, una al lado de la otra y me está dando un escalofrío) son tan radicalmente opuestas que incluso llegan a tocarse en un punto. Dices, cosa muy interesante, que el método de Lanzmann le convierte en alguien dispuesto a pasar por encima del sujeto concreto para imponer la idea general de la shoah. De la misma manera que el método de Riefenstahl hace lo mismo para imponer la idea del nazismo. No, el protagonista no es Hitler, el protagonista es el nazismo. Shoah y nazismo, entonces pasan ambas de la persona al concepto. Con lo cual la persona es un medio para acceder al concepto. Y entonces, ¿esto es lícito?
Sí, a mi modo de ver, en el cine. Lanzmann y Riefenstahl, uno por imposición propia y otro por imposición ajena buscan la verdad del concepto a través del lenguaje del cine. Y hacen dos películas excepcionales. ¿Quién consigue más su propósito? El tiempo lo dirá. La de Riefenstahl ha superado la prueba del tiempo y ha pasado a la historia del cine por méritos artísticos. Y haciendo propaganda nazi pura, me parece bastante difícil. Así que demos a esta directora lo que es de esta directora. La de Lanzmann es más reciente. Ojalá pase a la historia. La tozudez inmensa de Lanzmann lo merece. Las víctimas lo merecen. Y el cine también.

Se prestan, estos extremos de hacer cine, a buscar el término equidistante. Y yo creo que le hay. Puede que sea "El pianista" de Polanski. Polanski introduce como catalizador de víctimas y verdugos un elemnto que conjuga la persona y el concepto, y creo que el acierto es enorme. Wladyslaw Szpilman (Adrien Brody) y la música. Ambos elementos unidos, recorren un periplo por el caos realizado con inteligencia. Son el hilo conductor pasivo a través de lo infame. Y permanecen unidos. Y aquí añado, porque lo merecen. Miremos a ver, parece decirnos Polanski, hacia donde dirigimos nuestros delirios, ya que no podemos librarnos de ellos.

Saludos.
A Flaubert que le den.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ariel, Moira, Bertie

Cine 22 Nov 2019 10:44 #52145

  • Bertie
  • Avatar de Bertie
  • CONECTADO
  • Jonio
  • Mensajes: 15
  • Gracias recibidas 27
¡Qué buenos eran Michael Powell y Emeric Pressburger! Mi preferida es "Narciso Negro", pero "A vida y muerte" y "Las zapatillas rojas" me encantan (esta última también es alabada por Martin Scorses; de hecho, me parece que es en su libro "Mis placeres de cinéfilo" donde la incluye en su lista de pelis favoritas).

Por otra parte, creo que voy a probar a realizar vuestra propuesta, Ariel y Zolaris, y me voy a ver la sesión doble de "Shoah" y "El triunfo de la voluntad". Ya os contaré qué tal.

Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ariel, zolaris

Cine 22 Nov 2019 11:31 #52146

  • Ariel
  • Avatar de Ariel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 141
  • Gracias recibidas 149
Hola Zolaris.
Me parece que haces un análisis muy lúcido. Estoy de acuerdo en casi todo, en particular con esta frase al referirte a la película de Riefenstahl y al compararla con la de Lanzmann: "No, el protagonista no es Hitler, el protagonista es el nazismo. Shoah y nazismo, entonces pasan ambas de la persona al concepto."
Y también comparto esto que dices: "buscan la verdad del concepto a través del lenguaje del cine. Y hacen dos películas excepcionales."
De lo que dudo es de si es legítimo que Lanzmann "por imposición propia" use a la persona para consolidar el concepto. ¿Qué esta diciendo Lanzmann? Dice algo parecido a esto: Creo en los derechos individuales, pero creo que solo son legítimos los derechos colectivos. Mi límite es la razón, porque la tengo.
Estas dos películas se presentan como dos extremos de hacer cine y sin embargo se tocan es ese punto (en "pasar ambas de la persona al concepto"), y que haya conexión en este punto es terrible.

También dices: "La (película) de Riefenstahl ha superado la prueba del tiempo y ha pasado a la historia del cine por méritos artísticos. Y haciendo propaganda nazi pura, me parece bastante difícil." También coincido, con algún matiz. Es más atractiva y "disfrutable" (perdón) porque es pura expectativa, por que es "mañana", destino. Y la película de Lanzmann es pasado de muerte convertido en presente de muerte. La de Riefenstahl hace emocionarse, hace "volar" (con alas indignas e inmorales, pero con valores que en sí mismos o en otro contexto son atractivos: la grandeza, el esfuerzo, la voluntad, el sentido de la Historia, la épica, la pasión, la unidad); la de Lanzmann nos recuerda constantemente las cosas por las que es mejor no haber nacido (la muerte, el dolor, la desolación, la tortura, el abuso sobre las personas). Por eso pienso que Riefenstahl no lo tenía tan difícil en realidad porque podía usar esos valores y esos imputs que nos excitan, que le dan emoción a la vida.
Riefenstahl hizo esta película en 1934, un año después de subir Hitler al poder. Faltaban aún bastantes años para que se pusiera en marcha la "solución final". ¿Habría hecho la película Riefenstahl en esos años?
A fabis abstineto
Última Edición: 22 Nov 2019 11:43 por Ariel.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: zolaris

Cine 22 Nov 2019 12:23 #52147

  • Ariel
  • Avatar de Ariel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 141
  • Gracias recibidas 149
Zolaris escribió:
Puede que sea "El pianista" de Polanski. Polanski introduce como catalizador de víctimas y verdugos un elemnto que conjuga la persona y el concepto, y creo que el acierto es enorme.

Me parece muy acertada esa equidistancia que apuntas de "El pianista" de Polanski. Está muy bien traído, pero Lanzmann no la aprobó.

Por cierto, otro método poco ortodoxo es el uso de cámara oculta para grabar a los ex-nazis. ¿Cómo lo justifica Lanzmann?
A fabis abstineto
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Moira, zolaris
Tiempo de carga de la página: 0.174 segundos