Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Misión del bibliotecario

Misión del bibliotecario 14 Jun 2016 18:01 #36958

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1798
  • Gracias recibidas 1600
Del discurso de Ortega en Madrid (1935) que lleva por título “ Misión del bibliotecario” dado en el Congreso Internacional de Bibliotecarios.

“Misión significa por lo pronto, lo que un hombre tiene que hacer en su vida. Por lo visto la misión es algo exclusivo del hombre. Sin hombre no hay misión. Pero esta necesidad a que la expresión “tener que hacer” alude, es una condición muy extraña y no se parece en nada a la forzosidad con que la piedra gravita hacia el centro de la tierra. La piedra no puede dejar de gravitar , más el hombre puede muy bien no hacer eso que tiene que hacer. ¿No es esto curioso? Aquí la necesidad es lo más opuesto a una forfozidad, es una invitación. ¿Cabe nada más galante? El hombre se siente invitado a prestar su anuencia a lo necesario. Una piedra que fuera medio inteligente, al observar esto, acaso se dijera: ¡Qué suerte ser hombre! Yo no tengo más remedio que cumplir inexorablemente mi ley: tengo que caer, caer siempre…En cambio, lo que el hombre tiene que hacer, lo que el hombre tiene que ser, no le es impuesto, sino que le es propuesto.

Pero esta piedra imaginaria pensaría así porque es solo medio inteligente. Si lo fuera del todo, advertiría que ese privilegio del hombre es tremebundo. Pues implica que en cada instante de su vida el hombre se encuentra ante diversas posibilidades de hacer, de ser, y que es él mismo quien bajo su exclusiva responsabilidad tiene que resolverse por una de ellas. Y que para resolverse a hacer esto y no aquello tiene, quiera o no, que justificar ante sus propios ojos la elección, es decir, tiene que descubrir cuál de sus acciones posibles en aquel instante es la que da más realidad a su vida, la que posee más sentido., la más suya. Si no elige esa, sabe que se ha engañado a sí mismo, que ha falsificado su propia realidad, que ha aniquilado un instante de su tiempo vital, el cual como antes dije, tiene contados sus instantes..

Esta llamada que hacia un tipo de vida sentimos, esta voz o grito imperativo que asciende de nuestro más radical fondo, es la vocación. En ella le es al hombre, no impuesto, pero sí propuesto, lo que tiene que hacer. Y la vida adquiere por ello, el carácter de la realización de un imperativo. En nuestra mano esta querer realizarlo o no, ser fieles o ser infieles a nuestra vocación. Pero esta, es decir, lo que verdaderamente tenemos que hacer , no está en nuestra mano. Nos viene inexorablemente propuesto. He aquí por qué toda vida humana tiene misión. Misión es esto: la conciencia que cada hombre tiene de su más auténtico ser que está llamado a realizar. La idea de misión es, pues, un ingrediente constitutivo de la condición humana, y como antes decía, sin hombre no hay misión, podemos ahora añadir: sin misión no hay hombre”.


Y la pregunta que uno se hace, y yo al menos aún no la he contestado, es de dónde nace esa vocación, de dónde surge ese grito imperativo, de dónde proviene esa invitación, esa propuesta. Sí, nace de nuestro más radical fondo, de ese fondo insobornable que todos poseemos, pero entonces la pregunta que tendríamos que contestar es qué es ese fondo insobornable que nos interpela y que nos propone aquello que tenemos que ser , y en caso de no dar cumplimiento a dicha llamada, hace que sepamos positivamente que estamos falsificando nuestra propia vida.
Última Edición: 14 Jun 2016 18:31 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: alekhine, Indeciso

Misión del bibliotecario 16 Jun 2016 18:56 #37011

  • Indeciso
  • Avatar de Indeciso
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 222
  • Gracias recibidas 147
A mí no me llama ni interpela, ni me grita ni me susurra. ¿A pesar de todo tendría que presuponer algún transfondo? En lo de falsificar ya me entreno solo, me invento y me reinvento una senda o vereda entre el follaje. Sin equipaje es verdad que se va más ligero, pero mejor soltar primero el de más peso, los sentimientos puros, los afectos verdaderos, las personas de carne y hueso, las vocaciones centrales... La fe, la búsqueda de la felicidad... Etc.
Última Edición: 16 Jun 2016 19:20 por Indeciso.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías

Misión del bibliotecario 16 Jun 2016 19:26 #37012

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1798
  • Gracias recibidas 1600
Sí, efectivamente, no todo el mundo siente esa llamada. No todo el mundo es interpelado. O quizá esa llamada esté ahí y no se la escucha por no prestar la adecuada atención. O quizá no se la escucha en el momento presente pero se la escuchará en un momento posterior o se la desatendió en un momento anterior. O quizá, y como he dicho, ni se la siente ni se la sentirá porque, y ya sea en algunas o en muchas personas, ni está ni estará.

La cuestión es si aquellos que la sienten o la han sentido se identifican o no con la descripción fenomenológica o análisis descriptivo que hace Ortega en torno al fenómeno de la vocación. Como otra cuestión es qué interpretación o qué explicación puede darse de dicha llamada o vocación.

¿Viven una vida más auténtica, más feliz, más plena aquellos que escuchan, y atienden, esa llamada que aquellos que no la escuchan o que la desatienden? ¿ Viven una vida más inauténtica, menos plena, aquellos que desatienden dicha llamada frente a aquellos que no la escuchan o que la atienden? ¿ Es lo mismo ser un médico, un profesor, un religioso o un zapatero remendón con vocación que un zapatero remendón, un religioso, un profesor o un médico sin vocación? ¿Qué añade a nuestras vidas la vocación?
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Misión del bibliotecario 16 Jun 2016 21:19 #37014

  • José Manuel
  • Avatar de José Manuel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 81
  • Gracias recibidas 93
elías escribió:
¿Qué añade a nuestras vidas la vocación?
La satisfacción de hacer lo que te gusta.
Los hombres civilizados no son tan corteses como los salvajes porque, en general, saben que pueden mostrarse groseros sin que les partan el cráneo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Misión del bibliotecario 16 Jun 2016 22:09 #37015

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1798
  • Gracias recibidas 1600
¿Estás seguro que nuestra vocación, nuestro destino, y no nuestro deber o nuestros deseos, sino lo que tenemos que hacer, es decir, aquello a lo que estamos llamados, nos tiene que reportar satisfacción y gusto? ¿Es que acaso aquello a lo que estamos llamados, aquello que constituye nuestro destino, no puede constituir una fuente de insatisfacción y de sufrimiento, pero incluso así lo realizamos porque consideramos que estamos ob-ligados vitalmente a ello, y su no realización, sería traicionar ese fondo insobornable que nos interpela?
Última Edición: 17 Jun 2016 18:21 por elías.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Misión del bibliotecario 17 Jun 2016 01:24 #37019

  • Indeciso
  • Avatar de Indeciso
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 222
  • Gracias recibidas 147
Yo no tengo tanta osadía como para quitarle ningún valor al texto de Ortega, mas bien me declaro incapaz de verle el trasfondo, usando su propio concepto. El valor que si creo verle es de tipo estético, su discurso tiene garra y resulta atrayente.

Lo que no me entra es que haya que montar una vida sobre un ideal bello, ético y sublime, so pena de no vivir una vida auténtica. Me rebelo, no contra Ortega, sino contra el concepto de "vida auténtica", cuando lo que llevo visto en mi corta visita por este delirio, es que para la gran mayoría la vida le quita mucho más de lo que le da. ¿En vez de adornar el sinsentido con bellos ideales, porqué no afrontar el vacío, la falta de apoyaturas, y aprender a vivir sin rumbo y sin esperanzas, solo abordando la existencia como lo que es, un lugar de tránsito de la nada a la nada?

¿Pesimismo o despecho o algo así? no se, pero en vez de pensar si me corto las venas o me tiro de un 9º piso, pienso que ya que estoy aquí, lo pasado pasado y vamos aprovechar lo que se pueda, optando por vivir y dejar vivir, sin tanta zarandaja.

La vocación es como el chiste de ----. ¿Nos vamos a poner de acuerdo todos en repartirnos las llamadas para que haya sitio para todos y no se llene el mundo de médicos o arquitectos?

¿Ademas desde cuando los sistemas político-sociales han facilitado una igualdad de oportunidades real para que el mundo no sea lo que es, osea dos delante, dos detrás y 600 millones de excluidos?

Perdón por el tostonazo, es "lo que asciende de mi más radical fondo".
Última Edición: 17 Jun 2016 08:06 por admin. Razón: Moderación por parte del admin.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: José Manuel

Misión del bibliotecario 17 Jun 2016 09:21 #37021

  • elías
  • Avatar de elías
  • DESCONECTADO
  • Escolástico
  • Mensajes: 1798
  • Gracias recibidas 1600
Hola Indeciso

Recuerda que Ortega dijo: “La cosa es terrible, pero es innegable; el hombre que tenía que ser ladrón y, por virtuoso esfuerzo de su voluntad, ha conseguido no serlo, falsifica su vida. No se confunda, pues, el deber ser de la moral, que habita en la región intelectual del hombre, con el imperativo vital; con el tener que ser de la vocación personal, situado en la región más profunda y primaria de nuestro ser”.

Verás, yo creo que lo que está haciendo Ortega en éste y en los otros textos es hacer simplemente un análisis descriptivo, un análisis fenomenológico del fenómeno de la vocación. Y en un análisis descriptivo no hay ni una valoración moral ni ningún tipo de prescripción.
Ortega no dice, o al menos yo así lo interpreto, que deba de hacerse lo que nos prescribe el imperativo vital sino que en caso de no hacerlo aparecerá en nosotros un sentimiento de in-autenticidad. Podremos estar o no de acuerdo en el análisis descriptivo que hace del fenómeno de la vocación como puede ser que no todo el mundo sea interpelado por la vocación, como es tu caso, pero creo que es necesario decir que Ortega no está prescribiendo que haya que seguir o no el dictado de ese imperativo vital sino que en caso de no seguirlo, viviremos nuestra vida como inauténtica.

Supongamos que la gran vocación de una persona es la medicina. Y cuando va a partir para realizar dichos estudios sus padres caen gravemente enfermos teniendo que dejar sus trabajos y sin que nadie pueda atenderlos. En el hijo aparecerá el dilema moral de si partir para realizar su gran vocación o quedarse, y como buen hijo, al cuidado de sus padres aunque no pueda llevar a cabo su gran vocación. Pues bien, yo no creo que Ortega nos esté diciendo que debamos de seguir nuestro imperativo vital por encima de los imperativos morales. Creo que lo que nos trata de decir es que, y aunque moralmente consideremos que nuestro deber es estar al lado de nuestros padres, y así lo hagamos, el no realizar nuestra vocación aunque pueda justificarse moralmente, no hará que vivamos nuestra vida sintiéndola como inauténtica.

Dices, Indeciso: “Lo que no me entra es que haya que montar una vida sobre un ideal bello, ético y sublime, so pena de no vivir una vida auténtica. Me rebelo, no contra Ortega, sino contra el concepto de "vida auténtica", cuando lo que llevo visto en mi corta visita por este delirio, es que para la gran mayoría la vida le quita mucho más de lo que le da. ¿En vez de adornar el sinsentido con bellos ideales, porqué no afrontar el vacío, la falta de apoyaturas, y aprender a vivir sin rumbo y sin esperanzas, solo abordando la existencia como lo que es, un lugar de tránsito de la nada a la nada?”

Verás, no sé el porqué no te entra en la cabeza. Como tampoco entiendo, pese a tu corta vida, el que digas que para la gran mayoría la vida quita mucho más de lo que le da. Entiendo que tú consideres que la vida quita mucho más de lo que da pero de ahí a decir que la inmensa mayoría piensa de la misma forma va un largo trecho. Es más, creo que la experiencia lo desmiente. Como puedo entender que tú consideres que la vida sea un tránsito de la nada a la nada. Pero es que Ortega no está hablando de si la vida tiene o no sentido último o si la vida es un lugar de paso en el que se viene de la nada y se va a parar a la nada. Es que en principio ello nada tiene que ver con el fenómeno de la vocación. El que siente esa vocación, y no es tu caso, siente que está obligado a realizar dicho imperativo vital aunque igualmente piense que la vida es un tránsito de la nada a la nada. Es que el poseer la idea de que la vida nace de la nada y desemboca en la misma no se opone al imperativo vital.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Indeciso

Misión del bibliotecario 17 Jun 2016 09:46 #37022

  • José Manuel
  • Avatar de José Manuel
  • DESCONECTADO
  • Socrático
  • Mensajes: 81
  • Gracias recibidas 93
Indeciso escribió:
...vivir y dejar vivir...
Amén.
Los hombres civilizados no son tan corteses como los salvajes porque, en general, saben que pueden mostrarse groseros sin que les partan el cráneo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Indeciso

Misión del bibliotecario 17 Jun 2016 09:55 #37023

  • Indeciso
  • Avatar de Indeciso
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 222
  • Gracias recibidas 147
José Manuel escribió:
Indeciso escribió:
...vivir y dejar vivir...
Amén.

Ja, ja, ja, ;) claro que sí José Manuel, hay muchísima gente que lo hace, y yo creo que sin imperativos categóricos o cosas similares, sino de forma aparentemente autónoma, claro que también reconozco que es una cuestión que doy por sentada sin una reflexión previa suficiente. Veré como lo voy remediando.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: José Manuel

Misión del bibliotecario 17 Jun 2016 10:03 #37024

  • Indeciso
  • Avatar de Indeciso
  • DESCONECTADO
  • Platónico
  • Mensajes: 222
  • Gracias recibidas 147
elías escribió:
Hola Indeciso

Recuerda que Ortega dijo: “La cosa es terrible, pero es innegable; el hombre que tenía que ser ladrón y, por virtuoso esfuerzo de su voluntad, ha conseguido no serlo, falsifica su vida. No se confunda, pues, el deber ser de la moral, que habita en la región intelectual del hombre, con el imperativo vital; con el tener que ser de la vocación personal, situado en la región más profunda y primaria de nuestro ser”.

Buenos días elias, sobre todo esto que citas y dices tengo que darme un tiempo para leer, pensar y procesar, los arrebatos emocionales hay que saber dosificarlos. (Con lo de corta vida queria decir que lo máximo que puede vivir un humano si lo miras bien es un suspiro)

No he sabido ver lo que tu ves en el texto de Ortega. Me encanta como reflexionas y cómo planteas las cosas, aunque no por eso tenga que estar de acuerdo en todo.

Saludos.
Última Edición: 17 Jun 2016 10:12 por Indeciso.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: elías
  • Página:
  • 1
Tiempo de carga de la página: 0.162 segundos